Our Blog

What we post and publish is awesome!

Carillas dentales

Las carillas dentales son un tratamiento estético, que te permite tener una sonrisa perfectamente homogénea y simétrica.

Las carillas se utilizan para corregir diversas anomalías en las piezas dentales:

  • Para cubrir dientes fracturados o partidos.
  • Imperfecciones como el diastema, que son los huecos entre los dientes.
  • La forma desigual de los dientes, igualando la longitud de los dientes o para engrosarlos y darles más volumen.
  • Tapar manchas oscuras.
  • Malposición de los dientes.

¿En qué consiste este tratamiento estético?

  • Es un tratamiento sencillo porque se realiza en pocas sesiones.
  • Se colocan en el diente unas láminas finas  que se pegan en la parte visible o externa del diente.
  • Dependiendo del tipo de carilla puede ser removible.
  • Las más utilizadas son carillas de resina sintética, de porcelana o microcarillas que son láminas aún más finas.
  • Se fijan con un adhesivo que con luz ultravioleta se endurece y pueden retirarse y colocar otras nuevas o ninguna si no se ha tallado el diente.
  • Tienen poco o nulo mantenimiento, sólo se requiere la limpieza diaria correcta.

¿Porqué elegir este tratamiento estético?

  • El resultado es muy satisfactorio, se consigue una sonrisa homogénea y sin manchas que mejora mucho la imagen personal.
  • Es un tratamiento muy natural, no se aprecia a simple vista.
  • Es un tratamiento muy sencillo y no doloroso.
  • Rápido, se consigue entre 2 y 8 sesiones al dentista.
  • Seguro, no tiene efectos secundarios.
  • Protegen nuestro diente.

Principales diferencias entre las carillas de composite y las de porcelana

  • Las carillas de resina, son más baratas, unos 100 euros por unidad.
  • Las carillas de porcelana son más resistentes.
  • También son un poco más gruesas y por tanto requieren del tallado previo del diente.
  • El tallado de los dientes se realizará con anestesia.
  • Las carillas de composite se ponen en menos sesiones, entre 2 y 3 suelen ser suficientes.
  • El color de las carillas de resina, se puede alterar con algunos alimentos.
  • La porcelana tiene un color más estable.
  • De composite suelen tener  una vida media de 5 años y las de porcelana unos 10 años.

Inconveniente de las carillas

Aunque el resultado estético es inmejorable, como inconveniente al mismo podriamos decir que en caso de rotura no es posible su reparación. Hay que hacer una nueva, no es por tanto un tratamiento para toda la vida, sino que será necesario ir renovándolas cada cierto tiempo.

Otro pequeño inconveniente, sería que el color del composite puede alterarse sobre todo con ciertos alimentos. En este aspecto las de porcelana no presentan este problema y si se trata de cubrir manchas en la superficie del diente, éstas al tener más grosor la lamina cubre todo tipo de manchas, resolviendo las casos más complejos.

¿Has soñado alguna vez con tener una sonrisa de cine? quizás este sea tu tratamiento adecuado para conseguirla.

 

Si te ha gustado compártelo 🙂

Leave a Reply

Contacto

¿Tienes alguna pregunta? Rellena el siguiente formulario y le contestaremos lo antes posible, gracias.