Our Blog

What we post and publish is awesome!

Tratamientos de ortodoncia: ¿Qué son y para qué sirven?

Los tratamientos de ortodoncia son una potente herramienta que ayuda a poder corregir tanto los dientes como los huesos de los mismos que hayan podido situarse de forma incorrecta.

El principal problema de que la posición no sea la adecuada no es solamente que presentemos un aspecto claramente antiestético, sino que también puede acarrear en provocar una limpieza muy complicada.

De esta manera, no se podrán eliminar correctamente los diferentes elementos de la boca y esto provocará problemas como caries o diferentes enfermedades de carácter periodontal.
Los tratamientos de ortodoncia nos ayudan a conseguir una boca completamente sana y poder lucir sonrisa. Además, aumentaremos las probabilidades de que nuestros dientes puedan durarnos toda nuestra vida.

¿Cómo saber que necesito un tratamiento de ortodoncia?

Existen muchos síntomas para poder detectarlo, pero los más habituales son problemas de apiñamiento dental (ocurre cuando los dientes son demasiado grandes), de sobremordida o de submordida (problemas que se producen cuando las coronas de los dientes anteriores cubren por completo los dientes inferiores o bien lo contrario) así como problemas de mordida cruzada o abierta… No obstante, también hay otros síntomas que alertan de posibles problemas.

En el caso de que se detecte cualquier tipo de síntoma, nos deberíamos de poner en contacto con una clínica dental especialistas en tratamientos de ortodoncia o un profesional odontólogo  para que evalúe si realmente es necesario o no, iniciar un tratamiento de ortodoncia.

Diferentes tipos de ortodoncia

Brackets metálicos

Estos son los aparatos dentales “de toda la vida” y los que comúnmente se suelen utilizar. Se utilizan brackets de metal que están ligados entre sí. El problema que tienen es que no son demasiado estéticos, pero sí muy económicos.
Dentro de lo malo, tienes que saber que te ayuda conseguir una sonrisa perfecta y que los colores de las comas de las ligaduras son a tu elección.

Brackets de Zafiro

Básicamente se nutren de la misma técnica que en el tratamiento odontológico anterior, pero con una clara diferencia, se utiliza el zafiro porque es un material que tiene un color bastante similar al del propio incisivo. De esta manera, los brackets pasarán completamente desapercibidos y será complicado detectar si llevamos o no ortodoncia.

Además, este material nos asegura que, aunque estemos consumiendo cualquier tipo de alimento, el aparato no cambiará de color. Disponen de un contorno muy suave que ayudará a conseguir una comodidad mucho más elevada que la que se consigue con la opción anterior.

Ortodoncia lingual

Este tipo de ortodoncia pasa completamente desapercibida ya que los brackets se sitúan en la parte inferior de los dientes. Por esta razón, es imposible notar que lo llevamos.
Una de las principales características de este tipo de ortodoncia es que cada uno de los brackets ha sido confeccionado de manera individual para cada diente; así, el cliente sabrá que se adaptarán a la perfección a su tipo de boca y que ayudará a conseguir los resultados óptimos en el mínimo tiempo posible.

Invisaling

Y lo último de lo último en ortodoncia es este tratamiento que consta de unos alineadores que se confeccionan tomando como referencia la boca del cliente. Se utiliza un software especial que se encarga del diseño y de la posterior impresión.
La principal característica de este tipo de ortodoncia es que además de ser invisible, se puede quitar y poner en cualquier momento. Es la opción perfecta para poder retirar, por ejemplo, en el momento en el que vamos a comer o cuando tenemos que proceder a la limpieza bucal. De esta forma eliminaremos cualquier resto de alimento o bacterias asociadas.
Diferentes tipos de tratamientos de ortodoncia adecuados a las necesidades de cualquier tipo de paciente.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Leave a Reply

Contacto

¿Tienes alguna pregunta? Rellena el siguiente formulario y le contestaremos lo antes posible, gracias.