Our Blog

What we post and publish is awesome!

¿Cuál es la edad recomendada para empezar a ir al dentista?

La primera visita al dentista de cualquier niño o niña siempre es un tema polémico y existen muchas dudas al respecto. Si bien es verdad que lo más común es acudir cuando ya se tiene la primera dentición (alrededor de los tres años), la recomendación de los especialistas es que los niños deben ir al dentista por primera vez cuando empiecen a salir los primeros dientes (después del año).

¿En qué consiste primera visita al dentista?

En la primera visita al dentista, el odontólogo se encargará de revisar los dientes, las encías y la mordida. También se tendrán en cuenta los antecedentes genéticos de los progenitores y habrá que llevar al niño o niña al dentista al menos una vez al año para las revisiones rutinarias. Para que los niños se acostumbren, un buen truco es permitir que te acompañen a tus visitas al dentista. De esta manera, no le tendrán miedo y lo normalizarán.

Siempre es mejor prevenir que curar

Es conveniente limpiar las encías de los niños suavemente cuando aún no han salido los dientes con una gasa humedecida para que se convierta en un hábito.

Lo más importante es no posponer las visitas al dentista y cepillar los dientes de los niños para prevenir enfermedades en cuanto aparezcan los primeros dientes de leche. Esta rutina es mejor llevarla a cabo sin pasta de dientes antes de los dos años, y cuando se empiece a usar dentífrico, deberá ser uno infantil.

A partir de los cuatro años, los niños deberían hacer esta tarea sin ayuda, pero siempre supervisados por un adulto para asegurarnos de que tienen una buena técnica de cepillado.

En caso de duda sobre cuál es la técnica correcta, no hay que tener vergüenza. Lo más recomendable es preguntarle a tu dentista de confianza si tu técnica es la adecuada para poder enseñar a tu hijo o hija.

Cómo perder el miedo al dentista

Muchos niños y también adultos odian ir al dentista por miedo al posible dolor y por no saber qué va a ocurrir en la consulta. Por tanto, es imprescindible normalizar esta visita desde que los niños son muy pequeños.

Aunque muchas veces el miedo no tiene ningún fundamento, otras veces se debe a una experiencia negativa. En este caso, habrá que ayudar al niño o niña a que ese miedo vaya desapareciendo poco a poco, pero en ningún caso se debe amenazar y siempre hay que felicitarles cuando lo hacen bien.

Si te ha gustado compártelo :)

Leave a Reply

Contacto

¿Tienes alguna pregunta? Rellena el siguiente formulario y le contestaremos lo antes posible, gracias.