¿Qué Es Un Curetaje Dental y Para Qué Sirve?

¿Qué Es Un Curetaje Dental y Para Qué Sirve?

El curetaje dental es un procedimiento que se utiliza para tratar la enfermedad periodontal y proporcionar las condiciones necesarias para lograr la curación.

El curetaje consiste en raspar las superficies de las raíces de los dientes usando instrumentos especiales llamados escaladores. Estos instrumentos lo que hacen es eliminar la escala que se acumula sobre las raíces y luego se aseguran de limpiar las impurezas.

¿Cuándo se recomienda el uso de curetaje dental?

Los dentistas recomiendan el uso de curetaje cuando se presenta la enfermedad periodontal que afecta las estructuras del soporte del diente. El problema con esta enfermedad es que sus síntomas no aparecen hasta que la situación es bastante grave. Por desgracia, en la actualidad, el daño que sufren las estructuras que soportan los dientes es muy difícil de revertir.

La buena noticia es que si se logra detectar la enfermedad en una etapa temprana, se puede detener su progresión y en algunos pacientes se ha llegado a revertir, aunque en un número muy reducido. Por eso es que todos los dentistas y profesionales de la salud dental recomiendan hacerse chequeos frecuentes para tratar de evitar los problemas periodontales.

Cuando se presenta la enfermedad periodontal, tu dentista puede sugerirte el uso de un curetaje dental o una limpieza profunda. La recomendación del dentista puede variar de acuerdo a que tan severo sea el daño en tus dientes y que tan avanzada este la enfermedad, y aquí entra la razón por la que en dientes sanos somos muy tercos al decirte que necesitas visitar a tu dentista cada mes o cómo máximo cada 3 meses.

Diferencia entre la limpieza dental y un curetaje

La diferencia entre estos dos procedimientos es que el objetivo de la limpieza dental es eliminar el sarro de la superficie del diente. Mientras que el curetaje dental es un procedimiento mucho más profundo que llega hasta la parte inferior de la bolsa periodontal (hinchazón de la raíz del diente) y elimina el sarro acumulado debajo de las encías.

Por lo tanto, si tu dentista te sugiere efectuar una limpieza dental profunda, quiere decir que la situación no es tan grave y que posiblemente no necesites el curetaje dental. Sin embargo, si la situación es más compleja, es posible que desde la primera cita, el dentista recomienda este procedimiento.

¿Es doloroso este procedimiento?

El dolor que siente el paciente depende de la profundidad de las bolsas periodontales, la cantidad de sarro acumulado en la superficie de la raíz de los dientes y la sensibilidad de la dentadura del paciente. En algunos casos es necesario anestesiar al paciente para hacer menos incomodo este proceso.

Si las bolsas periodontales no son tan profundas, entonces las molestias serán mínimas, incluso sin utilizar anestesia. Algunos pacientes solo experimentan la sensación de tener más espacio entre sus dientes debido a que el área es limpiada.

Después del procedimiento de curetaje dental, donde la superficie de la raíz de los dientes es limpiada y se eliminan los depósitos de sarro, las probabilidades de curación es mucha más alta. Como resultado favorable, las bolsas periodontales pueden reducirse significativamente después de este procedimiento.

¿Qué tiempo lleva este tratamiento?

Por lo general, cuando las bolsas periodontales son demasiado profundas y hay mucho sarro en las raíces de los dientes, los dentistas dividen este procedimiento en cuatro sesiones de trabajo. Así que un día pueden trabajar la parte superior derecha de la boca y en las otras tres sesiones trabajan las partes restantes.

Cada vez son más recomendadas las cuatro sesiones para hacer menos molesto el procedimiento y sobre todo en los casos donde se utiliza anestesia.

Efectos secundarios y sugerencias después del procedimiento

  • Malestar en la zona donde se realiza el curetaje dental, mientras más profundo sea el tratamiento mayor dolor sentirá el paciente.
  • Los dientes pueden llegar a ser mucho más sensibles a los cambios de temperatura y en algunos casos puede haber un poco de sangrado.
  • Aunque el ibuprofeno es un excelente medicamento para aliviar el dolor, el dentista puede recetar otro medicamento más fuerte si es necesario.
  • El cepillado y el uso de hilo dental deben hacerse con cuidado de no lastimar la zona trabajada. Es posible que tu dentista te recomiende un cepillo dental especial temporalmente.
  • También puede recomendar el uso de algún enjuague bucal con el fin de eliminar las bacterias restantes.

Cirugía periodontal… solo en casos extremos!

Si la bolsa periodontal es demasiado profunda y el dentista no puede acceder fácilmente a ella por medio del curetaje dental, es posible que sugiera una cirugía periodontal para poder acceder y limpiar correctamente la zona.

Esta cirugía consiste en levantar la encía de su lugar para poder limpiar y desinfectar apropiadamente la zona afectada y luego volver a colocar la encía en su lugar con unas puntadas para que sane adecuadamente la incisión.

Como cualquier otra cirugía, debes tener en cuenta que existen algunos posibles riesgos, así que lo mejor es tratar de visitar frecuentemente a tu dentista con el fin de evitar la cirugía periodontal, ya que no es algo por lo que quieres pasar.

Estos procedimientos pueden ser evitados

Tanto la cirugía periodontal como el curetaje dental pueden ser evitados si se tiene el cuidado apropiado con la higiene bucal. Es por ello que se recomienda visitar a tu dentista de confianza frecuentemente para evitar este tipo de problemas. Tu dentista o higienista dental puede enseñarte como efectuar una correcta limpieza bucal, así que no tengas pena en preguntar, seguramente estará dispuesto a enseñarte y compartir contigo la mejor forma de evitar cualquier problema periodontal.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *