Higiene dental: su importancia en la salud bucodental

Nos referimos a tener buena salud dental cuando carecemos de enfermedad o trastorno que afecte a la boca o dientes.

Consideraciones previas

Es fundamental ser conscientes de que la salud bucodental va de la mano de una correcta higiene diaria.

El cuidado preventivo, es esencial, para que no aparezcan problemas mayores con el tiempo, y en caso de apreciar algún síntoma acudir al médico, para solucionarlo cuanto antes.

Una boca sana, no es sólo cuestión de estética, sino que son esenciales para poder comer bien incluso hablar correctamente.

Es verdad,  que a veces, no atendemos correctamente a esta cuestión básica por pereza, terminamos de comer y estamos cansados, pero no hay excusas para no hacerlo, debemos incorporar la limpieza de los dientes a la rutina diaria y acabará siendo imprescindible como el vestirnos y desvestirnos al final de cada jornada diaria.

Recomendaciones de higiene

  • Cepillarse los dientes mínimo dos veces al día y no más de tres.
  • Limpieza de boca completa, no sólo dientes, también lengua y carillos.
  • No tomar alcohol o hacerlo esporádicamente.
  • No fumar.
  • Acudir al dentista periódicamente para revisiones.
  • Limpieza profesional al menos una vez al año.

Limpieza diaria.

  • Recomiendo el cepillo eléctrico, pues proporciona mejor resultado y elimina más placa bacteriana.
  • La acumulación de placa bacteriana puede dar lugar al sarro, principal responsable de la aparición de enfermedades.
  • Los enjuagues o colutorios no sustituyen al cepillado, sólo lo complementa.
  • Elegir un colutorio sin alcohol.
  • Utilizar hilo o seda dental para la zona interdental que no se alcanza con el cepillado mecánico.

Falta de higiene: consecuencias

La placa bacteriana es la mezcla de saliva con las bacterias y demás restos propios de la ingesta de alimentos, es incolora y no la vemos,es necesario eliminarla a diario porque las bacterias se alimentan de los restos de comida y con el tiempo esta placa se endurece, dando lugar al sarro,que no puede quitarse con el cepillado convencional y tendremos que acudir al profesional a que nos lo retire ya que requiere de instrumental específico.Las bacterias crean ácidos que dañan el esmalte de los dientes y pueden dar lugar a la aparición de caries, también se puede producir mal aliento y enfermedad de las encías.

El sarro, conlleva serios problemas de salud en las encías, inflamándolas,  pueden cambiar de color y sangrar con el cepillado.Si el sarro va ocupando espacio entre el diente y la encía, ésta va retrocediendo y el sarro se va extendiendo, la inflamación de la encía puede llegar a ser crónica, acabar con el hueso y tejido dentario, llegando incluso a perder las piezas dentales.

 

 

Si te ha gustado compártelo 🙂

Un comentario en “Higiene dental: su importancia en la salud bucodental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *