Our Blog

What we post and publish is awesome!

Qué es la hipersensibilidad dental y por qué es conveniente tratarla

Si has sufrido alguna vez hipersensibilidad dental, sabrás de lo que hablamos. Y es que es muy común haberla sufrido alguna vez en la vida. La hipersensibilidad dental es una sensación molesta, breve y en muchas ocasiones dolorosa, que padece una de cada cuatro personas adultas. Aunque puede presentarse a cualquier edad, son los pacientes de 25 a 45 años los que más la sufren, y si no se trata adecuadamente se pueden desencadenar problemas más graves.

¿Por qué se produce la hipersensibilidad dental?

La hipersensibilidad dental se produce por una exposición de la dentina, es decir, del tejido intermedio más blando que el esmalte, a ciertos estímulos externos, que pueden ser térmicos (alimentos y bebidas frías y calientes), químicos (sustancias dulces o ácidas) o mecánicos (un cepillado demasiado agresivo, por ejemplo).

Si se usan técnicas inadecuadas de cepillado dental, nuestra dentina podría quedar expuesta y ser más sensible de lo normal a ciertos estímulos que no deberían de producir estas desagradables sensaciones. Para cepillarnos correctamente, conviene no ejercer demasiada presión y evitar cepillos de dientes con filamentos duros y dentífricos abrasivos.

¿Qué puede ocurrir si no la tratamos?

No tratar adecuadamente o a tiempo la hipersensibilidad dental podría ocasionar la aparición de caries y enfermedades periodontales. Además, comer o beber podría convertirse en una auténtica pesadilla para quien la padece. Por tanto, conviene tratarla cuanto antes y siempre de la mano de especialistas.

¿Cómo se puede detectar la sensibilidad dental?

Los principales síntomas que presentan los pacientes que sufren de esta dolencia son los siguientes:

  • Dolor agudo ante un estímulo sensitivo leve
  • Misma duración del dolor que del estímulo recibido
  • Perfecta localización del diente afectado y de la zona de dolor

Consejos para tratar la hipersensibilidad dental

Estos son algunos consejos que debemos seguir para cuidar nuestra salud bucodental y evitar la aparición de la hipersensibilidad dental:

Espera cinco minutos antes de lavarte los dientes

Si has consumido alimentos ácidos, lo más conveniente es esperar unos cinco minutos antes del cepillado para que la saliva haga su trabajo y neutralice el pH ácido. De esta manera, el esmalte no estará reblandecido y no se desgastará tan fácilmente.

Usa un cepillo de dientes y un dentífrico específicos

Existen cepillos de dientes y dentífricos especiales para tratar la sensibilidad dental. En el caso de los cepillos dentales, cuentan con filamentos redondeados y extrasuaves para no dañar los dientes y las encías. Recuerda también no presionar demasiado durante el cepillado.

Cambia tu dieta si es conveniente

Si tu sensibilidad dental es extrema, lo más conveniente es evitar consumir alimentos y bebidas ácidas; y en caso de que alguna vez los consumas, termina las comidas con alimentos alcalinos o neutros y enjuágate la boca con agua inmediatamente después.

Consulta a tu dentista de confianza

Si después de seguir todos estos consejos, sientes que tu sensibilidad dental no mejora, lo más recomendable es acudir a tu clínica dental para que te asesoren y te ofrezcan un tratamiento adecuado.

Si te ha gustado compártelo :)

Leave a Reply

Contacto

¿Tienes alguna pregunta? Rellena el siguiente formulario y le contestaremos lo antes posible, gracias.