tipos de implantes dentales 1

Tipos de implantes dentales

¿Qué tipo de implantes dentales existen?

Cuando hablamos de implantes dentales, nos estamos refiriendo a una raíz dental que se introduce de forma artificial y que tiene la función de poder sustituir la pieza dental que puede faltar en tu boca.

Pueden tener una forma cónica o cilíndrica, dependiendo del tipo que podamos haber podido elegir.

A medida que ha pasado el tiempo, ha habido todo tipo de estudios que se encargaban de determinar si la aplicación de un implante podía afectar de forma negativa al cuerpo (sobre todo a la cavidad bucal); sin embargo, todos los resultados han sido positivos.

A continuación, vamos a ver los dos tipos fundamentales de ortodoncia.

tipos implantes dentales

Implante dental carga inmediata

Con este tipo de “implantes dentales” nos referimos a un procedimiento que se realiza para evitar llegar a una segunda fase. En esta misma lo que se hace es colocar el implante y, a la vez, se fija en la corona dental.
Sin embargo, este tipo de procedimiento no se puede realizar en todos los pacientes.

Hará falta que exista una buena cantidad y calidad de hueso. Es raro que se produzca alguna infección… pero puede ocurrir.

Implantes dentales en dos fases

Por otro lado, tenemos esta opción que, como ya dice su nombre, la intervención se realiza en dos fases. En una primera etapa lo que se realiza es la integración del implante para que, poco a poco, sea capaz de anexarse con el hueso.
Una vez que esto haya ocurrido (puede haber trascurrido un periodo de tiempo de entre 3-4 meses), se hará una pequeña cirugía para adaptar la mandíbula inferior. Por otra parte, se necesitarán entre 5 o 6 meses para empezar con la zona del maxilar superior.

Como curiosidad, en esta fase se actúa sobre la parte superior del implante pasando a atornillar el muñón y se termina cementando la corona de manera fija. Cómo puedes ver, es un proceso mucho más complicado que el anterior.

Algunas ventajas de ponerse un implante dental

Todos temblamos en el momento en el que nos tenemos que colocar algún tipo de tratamientos de ortodoncia; La razón es que pensamos que va a actuar de una forma muy negativa para nuestro físico, además de que puede ser incómodo y hasta causarnos dolor.
Con “implantes dentales” conseguiremos que los dientes no se muevan; es más, poco a poco irán ocupando el espacio que tendrían que abarcar.

Además, tampoco se sienten dolor ni inflamación. Aunque esto realmente dependerá del modelo elegido y de la sensibilidad del cliente, este mundo ha evolucionado tanto que ahora tenemos unos implantes plenamente respetuosos con la boca del paciente, y que evitarán que se produzcan problemas.

Por último, es interesante saber que los implantes dentales pueden ser para siempre en el caso de que se cuiden de la forma adecuada.
Ahora ya conoces los tipos de implantes generales, así como algunas de sus ventajas.

Si te ha gustado compártelo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *